Ventajas y desventajas del Home office derivado del COVID-19

Publicado por g.lopez en

El home office es una de las estrategias que muchas empresas implementaron a raíz de la cuarentena que se está viviendo para evitar propagar el COVID-19 y aumentar el número de contagios, por lo que miles de trabajadores pasaron de trabajar en una silla de la oficina a una silla en la comodidad de sus hogares.

Ciertamente, la crisis del coronavirus ha afectado directamente la rutina de todos los profesionales del mundo. Además, el distanciamiento social y la adaptación a una nueva forma de trabajo pueden generar estrés, inseguridad e incertidumbre.

VENTAJAS DEL HOME OFFICE

Especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) explicaron que mejor aprovechamiento del día, ahorro económico y disminución de la contaminación ambiental, son parte de los beneficios que ofrece el trabajo desde casa.

Ahorro de tiempo

Según el Diagnóstico de la Movilidad de las Personas en la Ciudad de México, cada habitante gasta alrededor de 346.7 horas extra al año por culpa del tráfico, es decir, 14.4 días.

Otras de las ventajas de trabajar en casa son mayor autonomía sobre el horario de trabajo que permite organizar la jornada laboral con más flexibilidad y un índice más alto de productividad si el colaborador tiene el compromiso de cumplir con sus actividades.

Incrementar la calidad de vida

Evitar el estrés del tránsito diario de camino al trabajo, derivado de los miles de autos que circulan por la ciudad, los accidentes y la gente volviéndose loca, significa más calidad de vida para los empleados y colaboradores de las empresas, hecho que acaba propiciando mayor productividad. Es decir, uno de los principales inconvenientes para muchos empleados es el tradicional horario de oficina, que puede impedir llevar a cabo tareas esenciales como ir al banco, acudir al médico o pasar tiempo con la familia. Entonces, otro beneficio fundamental del home office es no tener la necesidad de desplazarse y poder evitar el tráfico y el gasto en gasolina.

Además, las jornadas partidas de mañana y tarde acaban transformándose en periodos de doce o catorce horas fuera de casa. Como resultado, diversas investigaciones sustentan la idea que este ritmo acaba repercutiendo en el rendimiento laboral. Por ejemplo, un estudio de la Universidad de Stanford proyectó que los empleados que trabajan desde su casa son unos 13% más productivos comparados con aquellos que siguen acudiendo al puesto de trabajo.

Aumentar la responsabilidad individual

La libertad de actuación implica, necesariamente, organización y gestión del tiempo, así como la difícil tarea de separar la vida personal de la profesional. Lo más importante, es que con la modalidad home office, los trabajadores tienen unas metas concretas y claras, además de un reporte constante acerca de las expectativas y plazos de entrega. Es decir, trabajar desde casa exige autodisciplina y una rutina de trabajo estipulada, estructurada y persistente, lo que termina significando un rendimiento superior.

Facilitar la valoración del trabajo

Ejecutar las tareas asignadas y cubrir ciertas responsabilidades a distancia facilita enormemente la evaluación del trabajo. Focalizar la actividad basándose en los resultados ayuda a tener una visión más objetiva del proceso. Además, se valora exclusivamente la calidad del trabajo y los resultados conseguidos, más allá de la presencia en el lugar de trabajo y las rutinas productivas.

Ahorrar los costes de una oficina

Ciertamente, con el modelo del home office, las empresas consiguen reducir sus gastos de infraestructura y ahorran energía. Además, disminuyen enormemente los costes corrientes de suministros inherentes a la actividad en una oficina.

DESVENTAJAS DEL HOME OFFICE

Erika Villavicencio Ayub, especialista en psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) aclaró que el trabajo desde casa tiene aspectos negativos, principalmente derivados del rezago tecnológico. Por esta razón, sólo dos de cada 10 empresas podrán enfrentar la contingencia por COVID-19.

Problemas de socialización

Lo más importante, es que cuando empiezas a trabajar en casa, hay momentos que pueden parecer demasiado tranquilos incluso puedes llegarte a sentir muy solitario. Si eres una persona extrovertida por naturaleza y te gusta interactuar en todo momento, puede que hasta extrañes a tus colaboradores.

Primero, hay que cambiar la creencia de que las herramientas de comunicación sólo se pueden utilizar para el trabajo. Entonces, algunos estudios han demostrado que las conversaciones casuales en el trabajo mejoran las habilidades para la toma de decisiones, te hace más feliz en tu trabajo y mejora tu confianza.

Problemas de productividad

Cuando haces home office puedes lavar tu ropa mientras empieza la siguiente junta. Pero alternar el trabajo de oficina y de casa también puede convertirse en un arma de doble filo si tu intención es procrastinar para escribir ese reporte que tienes que entregar ya.

Pasar de un esquema de trabajo presencial a un trabajo remoto no es fácil. De hecho, sin una capacitación previa; sin la debida constancia y disciplina; y, sin las herramientas adecuadas para llevar a cabo el trabajo remoto, es probable ceder ante las tentaciones que la vida en casa nos permite, como levantarse tarde, hacer el desayuno o lavar la ropa. Pero, esto puede provocar una disminución en la eficiencia y que no se logren llegar a los objetivos y metas.

Horarios indefinidos

Ciertamente, un inconveniente del home office es no saber cuándo parar de trabajar. Muchas veces no nos damos cuenta de que es tiempo de estar con la familia y amigos y de parar el trabajo de oficina.

Sentirse desplazado y en desventaja

Algunos empleados que hacen home office pueden sentirse discriminados frente a los empleados presenciales en cuanto a derechos y ascensos. Además, los empleados que realizan sus actividades desde casa deben tener el mismo acceso a las oportunidades que sus contrapartes presenciales; lo cierto es que pueden verse en desventaja para ascensos y derechos laborales cuando son comparados con sus compañeros que van a la oficina con mayor frecuencia.

CONCLUSIONES

Ciertamente, el home office se ha posicionado como una alternativa para que las empresas no frenen algunas actividades y, al mismo tiempo, cuiden a sus trabajadores.

Por lo tanto, el mercado laboral no será el mismo después del coronavirus, una de las grandes lecciones que nos dejará esta experiencia es que muchos trabajadores pueden realizar sus tareas de manera remota gracias a las tecnologías existentes.

Está claro que en algún momento tendremos que regresar a trabajar a las oficinas y que a pesar de que muchas situaciones han cambiado con la Nueva Normalidad, el traslado desde y hacia nuestro centro de trabajo es algo que tendrá que ocurrir.

En Best Seguros te ofrecemos una nueva forma de cotizar un seguro que se adapte a tus necesidades, donde lo más importante para nosotros es tu bienestar.

Estamos comprometidos con la seguridad de tu patrimonio, salud y la integridad, lo demostramos salvaguardando familias, sirviendo a la sociedad y ofreciendo múltiples beneficios de una forma rápida y fácil.

Categorías: General

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close Bitnami banner
Bitnami